Ejercicios para aumentar los senos


Con los siguientes ejercicios para aumentar los senos, lograrás que tu busto aumente de tamaño de forma natural y sin ninguna clase de tratamiento costoso u operación quirúrgica.  Te invito a probar estos ejercicios y lograr, así, obtener la talla de busto que siempre quisiste.

Ejercicios para aumentar los senos

Déjame contarte un poco lo que pasó en mi caso. Yo tenía no hace mucho unos senos pequeños. Las blusas y vestidos no me quedaban como a mí me gusta, y eso me hacía acomplejarme, pues mis senos no eran lo suficientemente grandes como para hacer que cualquier chico se fijase en que tenía un cuerpo atractivo. Fue así como decidí que quería unos senos más grandes.

ejercicios para aumentar los senos de forma natural

Pasé investigando sobre cómo podía aumentar mi talla de senos, y lo primero que se ocurrió fue el hacerme una operación. Lastimosamente, no tenía ni los recursos ni el valor de hacerlo. El simple hecho de saber que varias cosas podían salir mal me aterraba, así que mejor me fui por otro camino. Ese camino fue el de probar con los métodos naturales con los que se puede aumentar la talla de senos sin necesidad de que un bisturí o una bolsa de silicona hagan la magia.

¿Quieres saber qué pasó? Rápidamente te cuento que todo salió perfecto, y me siento feliz de haberme puesto a trabajar mi busto, de empeñarme en conseguir unos senos más grandes por medio de lo natural. Hoy no tengo ningún complejo por la talla de busto que poseo, pues me visto como quiero y a veces hasta tengo que evitar los escotes cuando no quiero mucha atención de los chicos.

Ahora voy a darte los ejercicios que tienes que hacer si quieres un busto más grande, pues al trabajar tus pectorales, también conseguirás que tus dos senos sobresalgan y tengan más firmeza.

Compresión de puños para aumentar los senos

Este primer ejercicio consiste en cerrar los puños y llevarlos hacia al frente de tu pecho. Tienes que hacer que los nudillos de ambos puños encajen con los del otro y empezar a hacer fuerza empleando los pectorales. Al hacerlo, harás que se compriman los puchos.

La finalidad de este ejercicio es que calientes un poco los pectorales para realizar después ejercicios un poco más demandantes y que, igualmente, harán que tu busto tenga el estímulo necesario para crecer.

Una vez que estás en la postura antes descrita, tienes que mantenerla por al menos 5 minutos, haciendo la mayor cantidad de fuerza que puedas.

Al finalizar el tiempo, puedes realizar el siguiente ejercicio que voy a describirte.

Lagartijas o flexiones para estimular el aumento natural de los senos

Este otro ejercicio no requiere nada más que tu propio peso para poder realizarlo. Son las muy conocidas lagartijas, que no son fáciles de hacer si no tienes mucha práctica. Pero voy a decirte de qué forma puedes hacerlas a pesar de no tener mucha fuerza en tus pectorales.

Primero,  ponte de rodillas y, seguidamente, apoya tus dos manos sobre el suelo. Quedarás en posición de perrito. Ahora, si quieres que el ejercicio sea más fácil, no te apoyes sobre las puntas de los pies, sino que usa como apoyo tus dos manos y tus dos rodillas, así será más fácil realizar las flexiones.

Procura que tus dos manos estén separadas un poco más que la separación de tus hombros, ya que así centrarás el esfuerzo en tus dos pectorales.

Realiza entre diez y 12 repeticiones de este ejercicio. Descansa un minuto y vuelve a repetir la serie dos veces más.

Natación sin piscina

Aunque la natación requiere normalmente una piscina o, en su defecto, el mar, también puedes entrenar tus pectorales y conseguir unos senos más grandes empleando el mismo movimiento que usarías en una piscina, pero sin tener agua.

Para hacerlo, túmbate en el suelo y extiende tu cuerpo como si fueses a nadar con agua imaginaria. Mueve tus brazos como si nadaras, usando principalmente los músculos pectorales.

Este ejercicio es bastante estimulante para el pecho, así que intenta hacer unos 5 minutos y, entonces, descansa 1 minuto, luego vuelve a repetirlo unas dos veces más.

Si no puedes tumbarte en el suelo, otra opción es que te apoyes sobre tu cama o en algo que se te haga cómodo.

Ejercicio de estiramiento para el pecho

Luego de que hayas realizado estos ejercicios, puedes hacer un estiramiento para el pecho, con lo que reducirás la fatiga y relajarás tus pectorales.

El estiramiento de pecho no es nada complicado de hacer, pues basta con que, estando de pie, te agarres de espaldas a una superficie y lleves tu cuerpo hacia adelante estirando tus pectorales.

Este ejercicio lo puedes hacer agarrándote, por ejemplo, de una malla o de un cerco cualquiera que te lo permita.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *