Cómo aumentar los senos de forma natural


Si te intriga saber cómo aumentar los senos de forma natural, estás a punto de enterarte de qué es lo que debes hacer para que tu busto gane unas cuantas tallas sin que recurras a una costosa y peligrosa cirugía. Te invito a leer un poco sobre cómo lo logré yo y a descubrir cómo lo puedes lograr tú también.

Cómo aumentar los senos de forma natural

Para empezar, hay dos cosas básicas que debes tener en cuenta, la primera es la alimentación, la otra es la rutina de ejercicios que debes seguir.

consejos para aumentar los senos de manera natural
Ahora te hablaré de la alimentación, más adelante te mencionaré los ejercicios más efectivos para agrandar el busto.

Qué debo comer para aumentar los senos de forma natural

Mientras fui agrandando mis senos de forma natural, hubo varios alimentos que me permitieron lograr la talla de busto que ahora tengo. Esos alimentos son comunes, pues fácilmente los encontrarás en el supermercado, pero quiero hablarte de cada uno de ellos y de sus propiedades, para que sepas por qué te darán un busto más voluminoso y tengas así una motivación para añadirlos a tu dieta.

Fenogreco

Este primer alimento para aumentar los senos de que te hablo es una legumbre. Su fama la ha ganado por ayudar a estimular el crecimiento de los pechos de forma natural, ya que posee sustancias que impulsan la producción de esteroides. Intégralo a tu dieta y aprovecha todas las propiedades que te da.

Semillas de girasol

Son ricas en proteínas, muy necesarias para ganar más busto, pues con ellas se construyen los tejidos. Se recomienda consumir un puñito de estas semillas cada 3 días, ya que también pueden hacerte ganar grasa, pero si no tienes problemas con engordar un poco, puedes comerlas a diario.

Cereales integrales

Por su abundante contenido en fitoesteroles¸ los cereales integrales te ayudarán a lograr varias tallas más de busto. Te recomiendo que los consumas a diario, o por lo menos 5 veces a la semana. Puede ser entre comidas o para desayunar con leche de soya o de almendras.

Los mejores ejercicios para aumentar los senos de forma natural

Generalmente se suele recomendar engordar para aumentar los senos. Esto es conveniente hasta cierto punto. Sucede que si eres una chica delgada y tus senos son pequeños, pues agrandar tus senos engordando. Sin embargo, ¿qué pasa si no quieres engordar y quieres aumentar tus senos? Existe una manera.

¿Cómo funcionan los ejercicios para aumentar los senos?

Si bien engordando se consigue aumentar la talla de busto, también se puede hacer ejercicios enfocados en los pectorales. Ciertamente los pectorales son músculos y los senos, en su mayoría tejido mamario, que está compuesto principalmente por grasa, no obstante, debajo de los senos están los pectorales, y con ello puedes deducir que, aumentando estos que están debajo, los que están encima sobresaldrán.

Por otro lado, también está el hecho de que, por ser mujer, tus niveles de testosterona no son tan altos como para ganar grandes tallas de pectorales y, a la vez, de busto. Pero puedes lograr que tus pechos sobresalgan y, además, que tengan una apariencia más atractiva, pues con estos ejercicios también los levantarás.

En conclusión, sí puedes aumentar tus senos con ejercicios para pectorales, pero no en gran medida, pues su principal objetivo es reafirmar tus senos.

Ahora voy a darte los ejercicios que  más te ayudarán a conseguir este objetivo.

Lagartijas

Las lagartijas, también conocidas como push ups, son el primer ejercicio que te doy, porque tienes la facilidad de hacerlas en casa, sin ir al gimnasio y sin ocupar una máquina o equipo de entrenamiento.

La forma de hacerlas es la siguiente. Primero apóyate sobre tus manos y puntas de los pies estirando totalmente tu cuerpo en horizontal.

Luego separa tus manos a una distancia mayor que la medida de separación de tus hombros (estas deben estar a la altura de estos) y flexiona tus codos, lo que bajará tu tronco, pero no debes tocar el piso con tu pecho.

Teniendo la espalda recta y conteniendo el aire de tus pulmones (para lo que debes primero inspirar), estira tus brazos, para levantar tu tronco hasta que tus codos queden completamente estirados. Esto contará como una lagartija. Vuelve a bajar y repite.

Realiza 12 lagartijas, que contará como una serie. Haz en total 3 series, descansando entre 40 y 60 segundos entre cada una.

Press de banca con mancuernas

Para este ejercicio, necesitarás dos mancuernas, pero si no tienes y quieres realizarlo en casa, puedes emplear algo de un peso que no se te vaya a caer de las manos, pueden ser dos libros metidos en dos bolsas… Emplea tu creatividad.

Siéntate en el banco, luego toma las mancuernas, después acuéstate en él, dejando un pequeño espacio entre tu espalda baja y el banco (solo debe caber tu mano sin empuñar, en ese hueco); entonces haz el levantamiento de cada mancuerna a la vez, llevando cada una por encima de tu pecho.

Concentra el esfuerzo en los pectorales, sintiendo cómo el peso necesita ser impulsado por estos músculos, para levantar ambas mancuernas. Finalmente, vuelve a la posición inicial, flexionando tus codos, para que desciendan las  mancuernas.

Haz en total 12 repeticiones, para completar una serie, y en total haz 3 series, con descansos de 1 minuto entre cada una.

Manos al frente

Este ejercicio tiene la ventaja de poder ser realizado en cualquier lugar y sin ninguna clase de implemento. Solo tienes que llevar tus dos manos hacia al frente, y juntarlas como si fueses a rezar. Luego haz fuerza presionando una mano contra la otra. Siente en tu pecho el esfuerzo que estás haciendo.

Estiramiento para el pecho

Por último, será bueno que estires tus dos pectorales, para que los relajes.

Para hacerlo, toma con tus dos manos una columna, pero hazlo dándole la espalda, es decir, tus brazos deben quedar hacia atrás de ti. Lleva también tu cuerpo hacia al frente, de modo que tus brazos se extiendan y sientas en tu pecho el estiramiento. Mantenlo entre veinte y 30 segundos.