Consejos para aumentar los senos de forma natural


Con estos consejos para aumentar los senos de forma natural alcanzarás la talla de busto que has querido lograr. Si estás comprometida a alcanzarlo, a ganar más tallas en tu pecho, te recomiendo seguir estos consejos de forma constante.

Consejos para aumentar los senos de forma natural

Consume alimentos para aumentar los senos

A continuación te daré 3 maravillosos alimentos que te harán ganar más tallas de busto en cuanto empieces a consumirlos de manera frecuente.

los mejores consejos para aumentar los senos de forma natural

Fenogreco

El fenogreco últimamente se ha vuelto muy popular porque ayuda a producir hormonas femeninas relacionadas con el crecimiento natural del busto. Trata de consumirlo por lo menos dos veces a la semana.

Cereales integrales

En tu dieta tampoco pueden faltar los cereales integrales. Estos están cargados de proteínas y nutrientes que se requieren para producir tejido nuevo, lo que necesitas para agrandar tus senos. Consúmelos entre comidas y siempre que se te antojen.

Semillas de girasol

Este otro alimento también estimula la producción de estrógeno. Así que consúmelas, pero con algo de moderación, ya que poseen bastante calorías.

Haz ejercicios para aumentar el busto

Quiero darte 3 ejercicios básicos que te harán ganar más tallas.

El fundamento de esto es que con ejercicios para los pectorales puedes hacer sobresalir tus senos. Muchas veces los senos no necesitan ser más grandes, sino estar en una mejor posición, y para ello te servirá mejorar la condición física de tu pecho.

El primer ejercicio son las lagartijas. Se trata de realizar flexiones estando tumbada en el suelo, pero apoyada en tus dos manos y tus pies.

Toma la típica posición para realizarlas, pero considera que debes tener tu espalda recta y las manos separadas más que la distancia de separación que hay entre tus dos hombros, así harás el esfuerzo con los pectorales y no con los tríceps. También puedes apoyarte sobre tus rodillas, para reducir el esfuerzo si no puedes hacerlas de la manera tradicional.

Realiza a diario 3 series de 10 repeticiones de este ejercicio (descansa 1 minuto entre cada serie).

El siguiente ejercicio es la natación sin piscina. Básicamente tienes que tumbarte en el suelo, esta vez apoyándote en todo tu cuerpo, pero despegando el pecho, es decir, teniéndolo levantado durante todo el ejercicio. Con tus brazos haz los movimientos que harías si estuvieras nadando.

Hazlo por unos cinco minutos. Descansa y vuelve a repetir. El trabajo lo tienes que sentir principalmente en tus pectorales.

Este último ejercicio te relajará y estirará tus pectorales. Toma con tus manos por atrás, es decir, extendiendo tus brazos hacia atrás, una columna o algo que te permita agarrarlo. Haz que tu pecho sobresalga de modo que sientas que tus pectorales se estiran. Mantén el estiramiento por unos 30 segundos. Luego relaja y vuelve a estirarlos por otros 30 segundos.

Ten siempre una buena postura corporal

En este apartado me refiero precisamente a la postura que sueles tener al caminar y estar de pie. Tus hombros tienen que estar hacia atrás y no hacia adelante. Saca tu pecho. Respira con tranquilidad y mantén tu espalda recta.

Tu postura corporal influye mucho en cuán grandes se ven tus senos. Si quieres que sobresalgan, intenta lo que te he explicado en el párrafo anterior. Acostúmbrate a ello y verás que atraerás más miradas, no precisamente hacia tus ojos.

Deja de usar ropa que reduce tu talla

Otro gran consejo que puedo darte es que no uses cualquier ropa, al menos no cualquier blusa. Tu ropa puede afectar la talla de tus senos, incluso el sostén puede hacerlo. Cuando usas ropa muy floja o muy ajustada, la talla del busto puede verse reducida.

Esto ocurre porque si tienes senos pequeños, es más fácil disimularlos ajustándolos un poco, pero verás que si te vistes con prendas perfectas para tu talla, tus senos, al menos, no se verán más pequeños de lo que realmente son.

Al ir de compras, ten siempre en cuenta este tip.

Haz masajes para aumentar los senos

Hay al menos dos tipos de masaje que puedes hacerte fácilmente en tus senos para que crezcan, estos son el masaje lineal y el circular. No necesitas nada más que tus manos y algún aceite esencial (de sésamo, oliva…), para hacerte estos masajes.

Para el masaje lineal, toma cada uno de tus senos con cada una de tus manos. Las palmas deben envolverlos y las yemas de los dedos, estar justo en la base. Desde allí comienza a masajear formando líneas con las yemas sobre tus senos hacia afuera y llegando hasta los bordes de las areolas. Hazlo suavemente.

El masaje circular no es muy distinto, solo varía en que no deslizarás tus dedos formando líneas, sino pequeños círculos. Hazlo también de manera suave.

No olvides aplicarte el aceite en tus manos antes de hacerte este masaje. No requieres gran cantidad.

La finalidad de estos masajes es estimular la absorción de las propiedades del aceite, que provocarán el crecimiento en los senos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *