Trucos para aumentar los pechos


trucos para aumentar los pechos

En este artículo voy a darte grandes trucos para aumentar los pechos; y no solo para que tengas un busto más grande, sino que también están enfocados en que se vean atractivos, que llamen la atención y encajen con cualquier prenda que quieras vestir.

Trucos para aumentar los pechos

Lee con atención estos trucos y no dejes de aplicarlos, pues en pocas semanas notarás resultados.

Ejercita los pectorales

Si bien es cierto que no podrás aumentar directamente los senos por hacer una rutina de lagartijas o press de banca, la verdad no llega hasta allí, sino que el propósito de ejercitar los pectorales es estimular indirectamente el crecimiento del busto y reafirmar los senos de forma natural.

¿Cómo ocurre esto? Pues, no es difícil de entender, ya que al aumentar el tamaño de tus pectorales, los senos, que se encuentran encima de estos, también tendrán que verse afectados.

Al trabajar los pectorales, tu busto aumentará principalmente porque estos músculos estarán dándole a tus senos una base más abultada, por lo que resaltarán.

Emplea efectos visuales

Un truco que no falla nunca para tener un busto más grande en segundos es emplear los sostenes o sujetadores de aumento, los cuales traen relleno. Supongo que ya has de conocerlos, y lo único que tengo que decirte de ellos es que siempre uses uno de tu medida.

Si empleas un sostén muy grande o muy pequeño, el efecto que buscas puede resultarte contrario: en lugar de aparentar unos senos más grandes, tu busto se verá más pequeño. Usa el sostén de aumento de tu medida y verás que los resultados son mejores.

Aparte de lo anterior, también tienes que mantener una postura corporal adecuada. Tus hombros no tienen por qué ir delante de tu cuello ni debes asumir una postura corporal encorvada. Mantén siempre tus hombros hacia atrás cuando camines y te sientes, haciendo que sobresalgan tus senos.

Aliméntate bien

Ya te he hablado de lo bueno que es ejercitar los pectorales para aumentar los senos, pero no importa qué tanto te esfuerces haciendo lagartijas, si no te esmeras en llevar una dieta saludable.

Tu alimentación también es clave para que tus senos se desarrollen y aumentes de talla de busto. Tienes que consumir suficientes proteínas, grasas y demás nutrientes.

Aparte de comer bien, tienes que aprovechar los mejores alimentos para agrandar los senos. Uno de los que más te recomiendo es el fenogreco, una legumbre muy beneficiosa para aumentar la producción de estrógenos, la hormona que tu cuerpo necesita para disparar el crecimiento de los senos.

También aprovecha las semillas como las de lino y de girasol, ambas te darán buenas dosis de nutrientes importantes para el desarrollo del busto.

Disfruta también de los cereales integrales, que vienen repletos de antioxidantes, que son buenos para darle tanto a la piel de todo el resto del cuerpo como la de los senos una buena apariencia.

Haz masajes para aumentar los pechos

Puedes masajear tus senos de dos formas fáciles: de manera lineal y circular. La primera forma consiste en pasarte las yemas de los dedos en ambos senos en forma de líneas, usando una mano para cada uno y empezando desde sus bases hasta sus areolas. El otro modo de hacerlo es similar, lo único que varía es la forma en que pasas las yemas de tus dedos, esta vez es en círculos.

Para estos masajes te recomiendo que utilices aceite de almendras, alguna crema natural. Ambos son grandes potenciadores del crecimiento de los senos, y lo mejor es que, si los usas con frecuencia, rápidamente empezarás a notar un cambio en tu busto, tanto en su tamaño como en la piel: se verá restaurada y atractiva.

Sé paciente y constante

Creo que el mejor truco, o más bien consejo, que puedo darte tiene que ver con la paciencia. Es cierto que hay caminos más “fáciles” para lograr unos senos más grandes. Pero si consideras que el único factor que cambia en lo que te he descrito viene a ser el tiempo, es decir, si usas una cirugía tendrás senos más grandes en menos tiempo que con el método que en este artículo te expongo.

No obstante, si te pones a evaluar los demás factores: riesgos, naturalidad, costos…, te darás cuenta de que vale la pena esperar y lucir unos senos más grandes de forma natural. Te invito a que seas paciente y no dejes de aplicar estos trucos que te he dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *